La República Islámica: Entendiendo la Política de Iran.

May 18, 2017

 

Como no podemos juzgar lo que no comprendemos, en este artículo te invitamos a conocer en profundidad el funcionamiento del sistema político de Irán de cara a las próximas elecciones. ¿Cómo funciona una de las pocas teocracias del mundo?. ¿Avanza hacia una mayor apertura?

 

Para gran parte de Occidente, el sistema político iraní resulta tan misterioso como su país. Hijos de la revolución francesa y la tradición liberal democrática, nos es sumamente complejo entender el funcionamiento de uno de los pocos estados teocráticos del mundo.

 

 

 

 

Aunque no sin problemas de por medio, desde 1979, Irán ha logrado instalar un sistema político que combina elementos propios de la tradición islámica y los sistemas institucionales occidentales modernos.

 

 

 

 

Históricamente, Persia fue una zona de paso entre Occidente y el Lejano Oriente. Esta característica geográfica, lo hizo un lugar sumamente frecuentado por viajeros de todo el mundo que llevaban no solo sus productos sino su cultura y costumbres a la zona. No es casualidad que esta región haya albergado a grandes personalidades como Ferdousí (935 – 1020 d.C), uno de los poetas más aclamados de la literatura universal, famoso por escribir una de las mayores epopeyas del mundo: El Libro de los Reyes (Shāhnāma) y mejor conocido como “El Señor de la Palabra”. Otra gran figura oriunda de estas tierras es el aclamado médico y filósofo Ibn Sina o Avicena (980 – 1037 d.C), famoso por ser uno de los principales intérpretes del filósofo griego Aristóteles, y por su obra  Al Qanun, el canon de medicina más famoso de la época. Se lo reconoce por descubrir enfermedades como la meningitis, cataratas y la diabetes, ser el primero en analizar la anatomía del ojo humano, e inventar la traqueotomía.

 

 

 

Es decir, mientras Europa vivía una época oscura y atrasada (SXI d.C), la civilización persa de Medio Oriente no solo florecía en términos culturales, sino que era una de las sociedades más tolerantes de su tiempo, combinando saberes de todo el mundo conocido.

 

 

El sistema político iraní.

 

 

Muchas de estas características han permanecido en lo profundo de la sociedad iraní incluso después de la revolución islámica. Y un ejemplo de esto es su sistema político. Desde 1979, el sistema implementado en Irán es el de una República Islámica, mezclando elementos propios de la organización occidental, con connotaciones distintivas del islamismo persa. Así, Irán es un país regido por una constitución (Qanun-e Asasi) con elementos democrático-liberales e islámicos al mismo tiempo.

 

Las instituciones iraníes se dividen entre las democráticas y no democráticas, en función de la forma de acceder a ellas.

 

 

 

El electorado solamente tiene influencia en la elección de tres instituciones: El Presidente de la República, el Parlamento o Majil y la Asamblea de Expertos. Aunque para presentarse como candidato a presidente, primero hay que superar el filtro del Consejo de Guardianes, cuyos miembros son elegidos por el Parlamento, el Líder Supremo, y el Jefe del Poder Judicial.

 

 

 

Una vez elegido, el Presidente dura cuatro años en el cargo y es reelegible solo una vez consecutiva. El actual presidente es Hasan Rouhani, que ocupa el cargo desde 2013. En el cargo, se ocupa de cuestiones de política y economía interna, responsabilizándose de los vaivenes de las mismas.

 

 

El resto de las instituciones no se eligen de forma democrática. La cabeza máxima del gobierno y Jefe de Estado es el Líder Supremo (Rahbare Enqelab), elegido por la Asamblea de Expertos que se encargará también de revisar sus acciones. El Líder Supremo no solo es la cabeza religiosa del país, sino que también tiene amplias facultades políticas, como la elección del Jefe de las Fuerzas Armadas, el Jefe del Poder Judicial y el Consejo de Convivencia.

 

 

El cargo de Líder Supremo es vitalicio y actualmente es ocupado por el Ayatollah Alí Jameini desde 1989., cuyo único predecesor es el Ayatollah Jomeini, líder de la revolución de 1979.

 

 

El Movimiento Verde.

 

Mediante este complejo sistema, Irán ha logrado instalar un sistema político relativamente estable en el plano interno, aunque no exento de críticas por las limitaciones a las libertades civiles y políticas.

 

 

En los últimos años, a raíz de los convulsionados acontecimientos que se fueron dando en el resto de los países de Medio Oriente, parte de la clase política iraní ha comenzado a reclamar una mayor apertura y flexibilización de este sistema. Los grupos más reformistas, actualmente encabezados por el Presidente Hasan Rouhani, quien se presenta como un continuador de las políticas de Mohammed Jatamí (1997 – 2005), durante cuyo gobierno se buscó fortalecer a la sociedad civil. Dentro de sus medidas más populares se encuentran la ampliación de la libertad de prensa y la flexibilización del código de vestimenta femenino, así como también una política de apertura a Occidente.

 

 

Este sector reformista de la sociedad, principalmente apoyado por jóvenes y profesionales de grandes ciudades, se identifica como Movimiento Verde, que busca oponerse claramente al negro, que representa a los sectores religiosos conservadores.

 

Por su parte, el pensamiento conservador se encuentra sumamente arraigado entre la elite política y religiosa del país y la población de áreas rurales. Así, la sociedad iraní se encuentra dividida entre estas dos tendencias: Conservadores y Reformistas.

 

 

Hacia un posible cambio.

 

En los próximos años, si quiere conservar la estabilidad interna, Irán deberá seguir encontrando el difícil equilibrio entre estas dos tendencias, oyendo los reclamos de mayor apertura pero manteniendo la identidad islámica que caracteriza al país desde 1979.

 

 

La delicada salud del Ayatollah Alí Jameini, indica que más temprano que tarde, Irán enfrentará la segunda gran transición en el cargo de Líder Supremo (La primera desde 1989). Esto podría implicar el mayor cambio político desde entonces en la República Islámica.

 

 

Las disputas para reemplazar a Alí Jameini ya han comenzado aunque el Ayatollah siga vivo con 77 años, y es por eso que las próximas elecciones de mayo de 2017 son de vital importancia para el futuro de la República Islámica.

 

 

 

 

Como no podemos juzgar lo que no comprendemos, en este artículo te invitamos a conocer en profundidad el funcionamiento del sistema político de Irán de cara a las próximas elecciones. ¿Cómo funciona una de las pocas teocracias del mundo?. ¿Avanza hacia una mayor apertura?

 

 

Para gran parte de Occidente, el sistema político iraní resulta tan misterioso como su país. Hijos de la revolución francesa y la tradición liberal democrática, nos es sumamente complejo entender el funcionamiento de uno de los pocos estados teocráticos del mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social Instagram
  • Facebook Clean Grey
  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey

© 2018 by Augusto Salvatto.