Cristianos y musulmanes juntos en las históricas elecciones en el Reino de Jordania

September 21, 2016

 

La reinvención de la Hermandad Musulmana permite que candidatos cristianos y musulmanes se presenten juntos a las elecciones parlamentarias, así como tambien una mayor participación de las mujeres en puestos de gobierno. A pesar de los problemas que aún tiene la democracia jordana, resulta inédito y prometedor para la región

 

 

 Oficialmente, el Reino Hachemita de Jordania es un país ubicado en el corazón de Medio Oriente. Sus fronteras limitan con Israel, Irak, Arabia Saudita y Cisjordania, lo cual demuestra una posición estratégica en una zona de conflicto permanente desde hace más de 70 años. A pesar de su ubicación, es clasificado como un país con desarrollo humano alto y con una economía emergente, lo cual le permite ser miembro de la zona de libre comercio euromediterránea.

 

 En el plano político, este aliado de Estados Unidos en la región, es una monarquía constitucional en la que el Rey Abdala II cuenta con amplios poderes ejecutivos y legislativos. Además del poder real, se cuenta con un poder legislativo dividido en dos cámaras. Este martes, hombres y mujeres jordanos acudieron a las urnas donde eligieron 130 representantes para la cámara baja, en lo que son unas elecciones históricas para el país. El condimento especial de este acto electoral está relacionado con dos cuestiones que las hacen sumamente importantes no solo para Jordania sino para toda la región.

 

  (1) La participación inédita del Frente de Acción Islámica (FAI), el brazo político de los Hermanos Musulmanes en Jordania, quienes deslegitimaron y boicotearon las elecciones de 2010 y 2013, criticando el sistema electoral y alegando fraude, resulta fundamental para brindar mayor legitimidad al acto electoral. Esto no hubiera sido posible sin las (2) reformas que modificaron el sistema electoral pasando de un sistema de voto único por circunscripción uninominal (cada ciudadano vota por solo un candidato) a un sistema proporcional con listas, similar al usado en países como Argentina.

 

 En este contexto y con la voluntad de obtener mayor apoyo de la población, en algunas regiones, candidatos cristianos y musulmanes se presentaron juntos en la misma lista, lo cual resulta inédito en la política reciente en la zona. Además, el Frente de Acción Islámica tambien se presentó con candidatos circasianos (Etnia principalmente musulmana de origen caucásico que se distribuye por Jordania, Israel, Líbano y Turquía)

 

 Lo descripto hasta aquí no quiere decir desde ningún punto de vista que Jordania es un ejemplo democrático. De hecho, vale aclarar que la mayoría de las listas presentadas continúan teniendo divisiones religiosas y tribales, como lo indica Mohammed Hussainy, cabeza del observatorio de la reforma electoral en Jordania. A esto se suman niveles bajos de participación alrededor del 40%), demoras prolongadas en el recuento de los votos e irregularidades menores en algunas zonas.

 

 Sin embargo, es importante destacar la reinvención del tradicional partido islámico que incluye mayores prerrogativas para las mujeres y creciente tolerancia a otras reilgiones. Además, la creciente participación femenina (se les garantiza un mínimo de 15 escaños) y la legitimización de los comicios desde todos los sectores políticos, resultan hechos sumamente interesantes para la vida democrática de la región y del mundo islámico en general.

 

Video explicativo

 

 


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social Instagram
  • Facebook Clean Grey
  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey

© 2018 by Augusto Salvatto.