CINE Y POLÍTICA INTERNACIONAL

#QUEDATEENCASA

INTRODUCCIÓN: EL CINE Y LA POLÍTICA

Los estudios culturales, dentro de los cuales se encuentra inmerso el cine, pueden realizar importantes aportes para comprender el objeto de estudio de las ciencias sociales. Sin embargo, lamentablemente, las agendas de trabajo del mainstream politológico, no suelen incorporar este tipo de estudios. Estas agendas, casi exclusivamente centradas en el estudio de partidos, regímenes políticos y sistemas electorales, tienden a dejar los estudios culturales relegados a un segundo plano.

El argumento en el que se basa este curso es que el estudio del cine desde una perspectiva politológica puede ser de gran utilidad, al menos en tres sentidos.

  1. El cine es una forma de reflejar cuestiones tan profundas y poco operacionalizables como las sensaciones que se experimentan en una sociedad en un tiempo determinado. Algo así como los famosos climas de época, que desde luego son difíciles de medir, pero que tienen un gran impacto en el desarrollo de la historia y en las decisiones políticas a su alrededor.

  2. El cine también puede ser de gran utilidad para reflexionar teóricamente sobre lo político, entendido en sentido amplio. Las películas, y los casos particulares que se presentan en ellas pueden ser excelentes disparadores para realizar reflexiones más profundas sobre la disciplina que llamaríamos filosofía política.

  3. El cine puede ser considerado una herramienta que ayuda a configurar imaginarios sociales, y construir sentido e identidades, sentando las bases para la interpretación, no solo del pasado, sino también del presente. Es innegable, en este sentido, que el cine bélico de Hollywood contribuyó enormemente a formar una imagen de lo que sucedió en la segunda guerra mundial en la media de la población, que luego fue extendiéndose a nuevos ámbitos, como por ejemplo el de los videojuegos, o - ¿por qué no? - La literatura.

  • Facebook Clean Grey
  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey

© 2020 by Augusto Salvatto.